Avisar de contenido inadecuado

balck of power rock metal

{
}


Black Sabbath "Paranoid" (1970)

Hay discos que simplemente son obligatorios.
Este justamente, (y el primero) es imprescindible no solo para los interesados en la música, sino en los que buscan el origen de las corrientes más oscuras y depresivas del Metal.
Black Sabbath fue la banda anti-hippie por excelencia (junto con Zappa y sus Mothers of Invention), y sus letras siempre estuvieron relacionadas con las críticas sociales y el desprecio por los políticos y las consecuencias de sus actos (o de su inacción, que para el caso es lo mismo).
De los dos primeros discos de La Bruja salieron monstruos enrolados posteriormente en estilos denominados Doom Metal, Dark Metal, Sludge, etc. Obviamente, que los dos discos posteriores ("Masters of Reality" y "Vol.4") también supieron darle forma a un estilo más rockero, llamado Stoner Rock (con Kyuss a la cabeza).
Pero lo que importa acá es que después de editar su disco debut autotitulado en Febrero de 1970, siete meses después sale su segundo larga duración, conteniendo uno de los temas más increíbles de la historia de la música, que fue compuesto en pocos minutos, ya que quedaba espacio para una canción más en el disco. El tema en cuestión: "Paranoid". Aunque es injusto resaltarlo por encima del resto de las canciones, ya que si este disco se llamase "Grandes Éxitos", nadie se daría cuenta.
Todas y cada una de las canciones son increíbles. La canción "War pigs" (título original que iba a tener el disco) abre la placa, dando rienda suelta a su desprecio por políticos cagones y llorones que no hacían otra cosa que ocultarse durante la Guerra de Vietnam. Le sigue esa clase maravillosa acerca de como crear un riff llamada "Paranoid", y casi pegadita, un viaje por las estrellas en clave de relax: "Planet Caravan".
A continuación otro de los climas más oscuros del disco, esa batería seca y ese riff tortuoso que se arrastra pesadamente hasta dejarte casi sin aire, "Iron Man (cuyo riff era tarareado por Beavies and Butthead en esa oda a la subnormalidad norteamericana).
"Electric Funeral" parece casi un aviso 40 años antes de lo que ocurrirá con la Tierra en un presunto calentamiento global, o por qué no, una posible guerra nuclear, y es otro de los momentos intensos del disco, con un riff súper oscuro y un bajo que parecen agujas clavándose en tus oídos hasta perforarte los tímpanos (bueno en realidad el tímpano derecho, en esa época se diferenciaban por canales derecho e izquierdo los instrumentos, y el bajo está grabado por el canal derecho).
Evidentemente, "Hand of Doom" es otro aviso a ese movimiento que después de haber logrado abrir varias cabezas respecto de la Guerra de Vietnam (el hippismo), parecía estar consumiéndose en un mar de ácido lisérgico, sin poder escapar a los horrores que dicha sustancia les evitaba enfrentar. El sueño comunitario hippie se estaba terminando, y Black Sabbath lo anunciaba con bombos y platillos, que la vida real era otra cosa, y era mucho más oscura que la que buscaban inventar los hippies.
Una breve pero hermosa instrumental (Rat Salad), da paso a ese viaje en clave de Blues Eléctrico y pesado, llamado "Jack the Stripper/Fairies Wear Boots", donde un asustado muchacho ve a un hada con botas bailando con un enano, y corre al doctor a preguntarle que era lo que le pasaba....y éste le contesta, sarcásticamente, "...hijo, has llegado muy lejos, porque todo lo que hacés es fumar y viajar"...ironía inglesa pura, para los hippies que tanto odiaba Ozzy.
Si quieren entender que es el Rock oscuro, la vertiente más Dark y opresiva del Metal actual, tienen que escuchar este disco. Y se darán cuenta que toda la movida Emo, son sólo nenes tontos, que ..."no quieren aprender...y que ahora van a morir" (que grande Ozzy, Tommy, Buttler y Ward!!!!)

Pazuzu "And all was silent..." (1994)

Y si, parece que la primera mitad de la década del '90 fue el tiempo de los proyectos paralelos.
Acá tenemos otro, integrado actualmente por Raymond Welles (Pazuzu), pero que en su momento-en este disco en particular- estaba integrado por Silenius, Protector y Trifixion, todos integrantes de Summoning, Die Verbannten Kinder Eva's, Abigor, Iced Ages, etc. Es decir, gente que pertenecía al mundo del Black Metal austríaco (movida más que interesante).
Fundamentalmente es música que se podría relacionar con el espectro medieval (algo muy común en los músicos del Black Metal), a lo que habría que agregarle el uso de percusiones que con la escucha reiterada se tornan muy hipnóticos.
Leyendo las letras intuyo que el objetivo, o uno de ellos es ese, hacer entrar en trance al oyente, al tiempo que se recitan mantras esotéricos y ocultos, con continuas referencias al libro maldito escrito por el árabe loco, El Necronomicon y libros de temática mágica de la edad media.
El único defecto que le encuentro respecto de los otros proyectos citados en los que participan éstos músicos (incluído los otros discos de esta misma banda) es el sonido poco profesional que posee el disco. De todas formas, es algo que se estilaba en las bandas de la época, como una forma de demostrar honestidad y pertenencia al movimiento.
Una de las bandas más divertidas e influenciadas por las creencias oscuras del medioevo y sus rituales mágicos.

Wongraven "Fjelltronen" (1995)

Así como Fenriz de Darkthrone tuvo su proyecto ambient en Neptune Towers (recuerden su disco "Caravans to Empire Algol" ya reseñado en el blog), Sigurd Wongraven no se podía quedar atrás, y en dos años lideró dos de los proyectos paralelos más interesantes que hubieran salido de la escena del Black Metal, uno de ellos con el mismísimo Fenriz. Por si no lo sabían Sigurd es el líder de Satyricon, o sea Satyr. Los proyectos de los que hablaba eran éste que hoy me ocupa, y Storm, que editara en este mismo año el primer y único disco llamado "Nordavind", en donde, aparte de Fenriz cantaba la bella Kari Rueslatten, quien se acababa de ir de The 3rd and the Mortal.
Aquí, Satyr se despacha -y se desprende al mismo tiempo- de todas sus influencias medievales, pudiendo recrear un clima tan oscuro como el dibujo de la portada del disco.
A lo largo de las oscuras y climáticas composiciones nos vamos adentrando en las oscuras montañas noruegas en busca de un lugar para quedarnos y sobrevivir a la tormenta que se avecina. Tormenta que nunca será violenta, sino que progresiva y metódicamente irá tapando todo el cielo, hasta dejarlo de un triste y melancólico gris, que se derramará por toda la tierra.
También es interesante la participación del líder de Emperor, Ihsahn en sintetizador y piano.
Los temas que se destacan por el clima logrado son el primero, un extenso viaje de casi 17'. El tema 2 es el que más se acerca a algunos climas que podríamos encontrar en Satyricon, y el tema 4, que realmente te transporta a tierras heladas y te deja sin ningún remordimiento a merced del hostil clima.
Para algunos puede ser extremadamente aburrido y monotemático, para otros (entre los que me encuentro) una excelente forma de disfrutar de otra faceta de músicos que pertenecen al ambiente del metal.

23 de febrero de 2009

Elend "The Umbersun-Officium Tenebrarum III-" (1998)

Recién decía oscuridad al escribir la reseña del nuevo e.p. de Mayhem.
Cualquier amante de la música extrema debería escuchar esta banda para entender lo que realmente ES la oscuridad. No describirla, ni conceptualizarla, ni siquiera escribir sobre ella. Sino experimentarla.
Como la Angustia. La angustia se experimenta, no se puede describir, es justamente una experiencia que no se puede poner en palabras.
Y Elend está realmente cerca de esa experiencia. O por lo menos de producirla, y a gran escala.
El primer disco estaba más influido por la música sacra y clásica no tan experimental. Y con el paso del tiempo se fueron poniendo más pesados. En el sentido de más extremos. El segundo disco ya tenía algunas disonancias típicas de la música clásica contemporánea, pero acá es otra cosa.
La influencia de la música contemporánea es más que evidente y le agrega una dosis de agresividad increíble, que no solo realza los climas generados por estos músicos, sino que los temas ganan en dramatismo y se vuelven más opresivos y épicos al mismo tiempo.
Y en el medio de esa agresión sonora difícil de sobrellevar, encontramos una perla negra, que sirve de sosiego entre tanta mugre disonante.
El comienzo del disco no podía ser más auspicioso, con "Du Tréfonds Des Ténèbres", un viaje al agujero negro más insondable. A continuación, "Melpomene", o el equilibrio perfecto entre agresión, oscuridad y miseria.
"Moon of Amber" es de una belleza deslumbrante: "Oscuridad. Miramos la Luna de Ámbar. Y otra vez el Jardín sueña su silencioso sueño. Sin vigilancia, algunos fragmentos de luz persisten en tu cielo. Fuimos como amantes sublunares. Perdidos en los mares de tu corazón. Navegando las corrientes de tu mente. Calmando tu pálida cara otra vez...Confuso, en las sombras de nuestro sol, fuimos enceguecidos por la agonía, nuestros deslumbrados ojos vacíos de estrellas, nuestras voces enmudecidas por el miedo, nuestros oídos envidiando lo ensordecedor, nuestras almas retirándose esperando la muerte, nos ahogamos en una Luna de Ámbar."
A continuación llega el Apocalipsis, y la persecución entre las secciones de cuerdas y las voces sopranos es abrumadora, hasta que llega la "Oscuridad" (Umbra) tan densa que casi puede tocarse...
El tema que da título al disco mezcla unas voces angelicales con uno de los climas más violentos de toda la discografía de la banda, y uno termina pidiendo que el suplicio termine. Pero falta. Frente a lo extenso de los primeros 5 temas del disco, la segunda mitad del disco posee canciones más precisas, gracias a la relativa corta duración de las canciones....pero la opresión parece multiplicarse como por efecto de magia. Así se suceden "In the Embrasure of Heaven", que siempre me hizo recordar al viaje final de ese hermoso tema llamado "The cry of Mankind" que esta en el disco "The Angel and the Dark River" de My Dying Bride, pero multiplicando esa oscuridad hasta el infinito. Con "The Wake of the Angel" pareciera haber un poco de aire puro entre tanta miseria, pero las letras desmienten la creencia inicial. Por dios!!!es mucho más violento un susurro que u grito, y la música de Elend lo comprueba.
Este obra de arte termina con "Au Tréfonds Des Ténèbres", casi como el impulso final para poder salir de la penumbra que a esta altura, después de 66'48'', lo cubre absolutamente todo.
Y menos mal que termina, ya que si bien esa experiencia de la que escribía al principio se puede realizar, no es para muchos, ni para hacerla muy seguido tampoco.
De más está decir que los músicos que intervienen en este descomunal disco son muchísimos. Y son ellos los que dan punto final a la primera trilogía de Elend, de la mejor forma posible, sin eludir la responsabilidad frente a la cual están. Simplemente increíble y superlativo.

Mayhem "Life Eternal e.p." (2009)

Siempre es motivo para festejar que los carniceros noruegos saquen algo a la luz (desde la oscuridad más recóndita).
En este oportunidad tenemos una especie de aperitivo para esperar el nuevo larga duración, que me imagino saldrá en este maldito 2009.
¿De que consta este aperitivo? De 5 canciones pertenecientes al mítico y ya clásico "De Mysteriis Dom Sathanas" con "nuevas " voces a cargo de la bestia salida del mismo infierno llamado Attila. Estas grabaciones están extraídas de las cintas de Attila, grabadas durante las vocal sessions de áquel disco. Lo más interesante de todo es que las canciones suenan más sucias y violentas aún que las que salieron editadas en el disco en cuestión, siendo las versiones de "Freezing Moon" y "Funeral Fog" las mejores de las cinco incluídas aquí. Sobre todo la última, que tiene una intro de batería que no quedó en la versión oficial del disco de 1994.
Otro punto a favor es la edición súper "lujosa con un hermoso booklet interno y una especia de portada ampliada de la iglesia de aquél disco, con varias fotos internas y sus respectivos comentarios a cargo de Attila.
Para disfrutar hasta la llegada del continuador de "Ordo Ad Chaos"

16 de febrero de 2009

John Coltrane "Lush Life" (1957)

Hermosísimo e impecable lo de Trane en este discazo. Lo de Trane y de quienes lo acompañan: Donald Byrd (Trompeta), Paul Chambers (contrabajo), Red Garland (Piano), Louis Hayes y Albert Heath(batería), Earl May (contrabajo), Art Taylor(Batería), todos "distribuídos" a lo largo de unas cuantas sesiones, para lograr esta maravilla editada originalmente por uno de los grandes sellos dedicados al Jazz: Impulse!.
Otra cosa: creo que hay algo que une a Coltrane y al Gran Miles. Todos los músicos que se encuentran a su lado brillan como si fuesen los líderes naturales de la formación/banda.
Y en este disco brillan absolutamente todos.
No se puede creer por supuesto lo que toca este saxofonista, que probablemente sea un hermano intergaláctico de Hendrix y de Miles. Pero los demás.....por dios!!!
Estoy sentado en un bar donde toca una banda de Jazz tomando una buena copa de licor, mientras miro las caras de los músicos que van sonriendo mientras ejecutan ese mantra hipnótico llamado "Like Someone in Love", que marca una paradoja: Disfrutar una enormidad frente a una melodía tan melancólica que podría "competir" con cualquier canción Dark de los '80.
La sección rítmica de "I Love You" es simplemente maravillosa, y me da la impresión de estar frente a un ritual de alguna tribu africana.
Los primeros 20'' de "Trane's slo' Blues", con ese contrabajo machacando, marcando el ritmo, me lleva a esos tugurios neoyorquinos (calle 52 que no conozco pero es como si lo hiciera), y te vas acercando, con un impermeable negro y un sombrero que no deja que se te vea la cara, hasta que irrumpe ese sonido hermoso de John, marcando, indicando algo de luz (tal vez la entrada a ese bar del primer tema) frente a la penumbra callejera (que por esos años y en New York era bastante peligrosa).
Y la perla del disco: "Lush Life" de casi 14', es de no creer. El piano....el pianista....es fantástico lo que hace...no es un pianista es un pintor, un artista, escuchen lo que hace a lo largo de todo el tema. El disco podría llegar hasta aquí, pero no.
Termina en "I hear a Rhapsody", una forma de decir adiós alegremente de parte de estos músicos fantásticos. Así que salgo a la calle y apenas es medianoche...y me dijeron que tocaba Piazzolla en un club por acá cerca. Hacia allí voy.
Acá

Inner Demons "Ashy of Torture-DEMO-(2008)

Voy a decir dos cosas que por ahí no tienen mucho que ver entre sí.
Por un lado, la primera vez que escuché a Inner Demons lo primero que me sorprendió fue la actitud de la vocalista (si, la que canta es mujer y se llama Susana). Hasta mi hija se sorprendió por las voces desquiciadas que salían de la boca de la pelirroja que estaba cantando. El sonido en general de la banda en vivo me parece realmente bueno, y no es la primera banda tucumana extrema que en vivo suenan realmente bien. Punto a favor para una escena entonces que está creciendo rápidamente.
Este demo me hizo acordar a los primeros años en los que empecé a escuchar metal extremo y buscaba bandas nuevas en los demos que llovían desde otras provincias y/o países, en respuesta a las cartas que mandábamos a las direcciones de contacto de las bandas, y que salían en 'zines como Inquisición (todavía recuerdo esos viejos demos de Slow Agony o Funeral de Paraguay). Hay un punto de nostalgia en el sonido logrado que me resulta agradable. Y al mismo tiempo no me cierra demasiado. Me parece que no logra captar el impacto de la banda en vivo. Los temas están buenos (salvo algunas melodías y el riff que tomaron "prestados" en "Hate and Infinite Pain" de Iron Maiden), pero suenan un poco apagados en la mezcla, en la cual el bajo pareciera ser que no existe (o sea, no se escucha), y la batería-sobre todo los platillos y el redoblante- están muy adelante (para mi gusto)
De todas formas es un primer demo, y vale la pena de verdad escucharlo. Así que tomen, más metal tucumano para sus oídos.

14 de febrero de 2009

Goblin "Suspiria" O.S.T.(1977)

Resulta imposible definir a esta banda italiana sin antes haber visto las películas correspondientes del director Dario Argento, esas obras de arte oníricas que abordan diversas temáticas, siempre contadas a través de historias oscuras, atravezadas por personajes muy conflictuados, o por brujas, asesinos, escritores raros, etc. Películas de Terror realmente impresionantes, como la que lleva el título de éste disco.
Goblin tocó en casi todos las películas de Argento, y en algunas de George Romero, el creador de la trilogía de zombies más conocida en el mundo del cine.
Originariamente se llamaban The Cherry Five (nombre más pelotudo que ese hasta ahora no encontré), pero Argento, que había quedado atrapado por su música, al estilo de ELP, Yes o Génesis, los llamó para que trabajara en la banda de sonido de la película que estaba rodando. En ella ya un compositor había estado trabajando (Giorgio Gaslini), pero al director mucho no le gustaba la dirección que estaba tomando la música, así que aquí entra Goblin, en Profondo Rosso (del año 1975).
Junto a "Profondo Rosso", "Suspiria" es para la mayoría de los fanáticos, la mejor obra de la banda. Yo particularmente, podría agregar "Tenebre" y "Notturno", de la década del '80.
Estamos frente a una banda que influenció a bandas como Opeth (dicho por el propio líder de la banda, fanático de Goblin), Cradle of Filth (sino escuchen una de las versiones de "Suspiria" y díganme si esos susurros de Dani no están prácticamente robados de este disco, como así también la utilización de los teclados), y un sinfín de bandas de metal y/o Rock Progresivo consideradas oscuras.
Las canciones a destacar son la que abre la placa, con un clima perturbador acorde con la película (tienen que ver la película y después me cuentan), el track 2 ("Witch"), y esos gritos desaforados que te ponen los nervios de punta, y el tema final "Death Valzer", que le aporta el toque bizarro a la placa.
La edición más nueva viene con 5 temas más, distintas versiones de "Suspiria" (4) y una de "Markos". La mejor de todas es "Suspiria (Daemonia Version)" que parece un experimento de una banda de Black Metal vampírica... pero es una banda italiana de Rock Progresivo de la década del '70.
Sencillamente demoledor. Una banda de sonido para una de las obras de arte de uno de los directores de culto dentro del cine de Horror. Mejor imposible.

Funkadelic "Maggot Brain" (1971)

Tarde o temprano tenía que ocurrir. La locura que introdujo el Conde Gardfield con los Butthole Surfers tenía que terminar en la psicodelia de estos capos, maestros del Funk, hermanos de Parliament (la otra banda del líder George Clinton), y una de las bandas con más onda y más raras del planeta en esa época.
Los discos de esta banda que realmente escuche son el primero ("Free your mind and tour ass will follow") y éste.
Los dos son impresionantes.
Este en particular (el tercero), tiene una frescura y una variedad de sonidos y texturas que asustan. El comienzo con "Maggot Brain" no podría ser más lisérgico: "La Madre Tierra está embarazada por tercera vez, porque todos ustedes la han cogido, Yo he probado los gusanos en la mente el Universo, no me he ofendido, porque sabía que me tenía que elevar por encima de todos o ahogarme en mi propia mierda. Ven cerebro de gusano. Sigue cerebro de gusano."
Todo un viaje de más de 10'. El tema es un viaje terrible, con uno de los solos de viola más impresionantes, tristes y melancólicos de la historia, llegando incluso a niveles de intensidad similares a los alcanzados por el Gran Jimi. El responsable es un guitarrista con un feeling increíble, Eddie Hazel. ¿Cómo logró semejante intensidad? George Clinton le dijo que tocara como si su madre acabara de morir, y el resto lo hizo Eddie. Y un clima muy parecido a los que 30 años después utilizara una banda llamada Mogwai, en un disco fantástico llamado "Come on, Die Young".
A continuación una seguidilla de 5 canciones rockeras y psicodélicas, que más allá de ser todas buenas (pero buenas en serio, sino escuchen "Super Stupid"), sirven de preanuncio a la otra perla del disco, el final psicodélico apocalíptico de "Wars of Armaggedon" de casi 10', donde lo fundamental es el trabajo de percusión y teclados, con una guitarra desquiciada que no te deja respirar ni descansar a lo largo de todo el tema. Y una de las letras más locas de los '70:"...más poder para la gente, más poder para la gente, más conchas para el poder, más conchas para la gente, más poder a las conchas, más conchas para el poder, poder a las conchas!!! (y eso que esto es solo un estribillo!!!)
Si te gusta la música psicodélica, si te gusta la música, tenés que escuchar este disco.

Miles Davis "Jazz Moods-Cool-" (2004)

"Simplemente" un compilado de el Gran Miles.
Y un compilado alejado de su etapa de experimentación, sino centrado en su música "cool", más calmada y relajada, donde podemos disfrutar de "So What" y "All Blues", incluídos en "Kind of Blue" (1959), "Miles Ahead" (del disco homónimo), "Bye Bye Blackbird" de "'Round about midnight" (1955), "Summertime" de la obra creada por Gerswin llamada "Porgy and Bess" (la versión de Louis Amstrong y Ella Fitzgerald es maravillosa, y la de Miles ni hablar); "So Near, So Far" de "Seven Steps to Heaven" (1963), "Pinocchio" de "Nefertiti" (1967)...en definitiva, todos clásicos dentro de la discografía de Miles y acompañado de gente como Coltrane, Evans, etc.
Si tenés ganas de empezar a escuchar Miles Davis y no sabés por donde comenzar, éste compilado es una buena elección.
Disfrute garantizado.

13 de febrero de 2009

In Flames/Hate Fusion

Si señores!!!!
Faltan 24 horitas para que nuestros vecinos, esos que tocan seguido en el Teatro de la Paz, el único lugar que le da un espacio a las bandas de Metal (en todas sus formas) para tocar, sean teloneros de unas de las bandas más reconocidas del metal extremo de los '90.
Si bien es cierto que tocan con otras bandas, a mi me importa que una banda de acá haya logrado esto.
Y que yo recuerde del interior (del norte), la única banda que pudo llegar a ser telonera de alguna banda importante fue Pogrom, de Salta, que tocó con Morbid Angel.
Así que, en buena hora muchachos, y espero que puedan hacer un recital de nuevo en el Teatro para que todos festejemos este logro.
Saludos y suerte.

12 de febrero de 2009

Witchcraft "Firewood" (2005)

Un disco con onda de una banda con toda la onda.
La fecha de edición es seguramente un grave error, o bien estos suecos descubrieron como viajar en el tiempo, retrocediendo exactamente 30 años en la historia del Rock, a la edad de oro donde regían las antiguas bestias llamadas Black Sabbath, o Pentagram (no tan prolífica pero igual de increíble).
Escuchen el disco y van a correr a ver, igual que yo, a ver si no se equivocaron y pusieron un disco de alguna banda de finales de los '60 o la primera mitad de la década de los '70. De hecho, en el último tema hay un track oculto, "When the screams come", que es un cover de Pentagram.
Todos los temas tienen la dosis justa de Hard Rock, más una pizca de Stoner, más un poquitín de influencias de ese Rock sureño que elevó a la categoría de maravilla el violero Zakk Wylde.
Las letras son del mismo tono que las que escribían Black Sabbath, y las que más me gustan son "Wooden Cross (I can't wake the dead)", y "Sorrow Evoker". Y las mejores canciones son justamente las que tienen las mejores letras (esas dos que recién cité), más "Mr. Haze" con un ritmo y un feeling híper blusero.
Pero es hoy, el día que escribo la reseña, mañana puede ser que los temas más lindos sean otros.
...Hasta el arte de tapa es de esos que evocan sitios misteriosos y oscuros. Y bien podría ser el interior de esa tétrica casa del primer disco de Black Sabbath, autotitulado, en el que aparecía esa "bruja" en la tapa.
Un disco para los entendidos en materia de Rock, para los amantes de la antropología musical (pero editado hace solo 4 años).
Disfruten, que es fácil.

10 de febrero de 2009

Lúnasa "Redwood" (2003)

En la reseña de Led Zeppelin de hace unas horas citaba ciertas influencias de música celta.
Acá tenemos una de las bandas irlandesas más completas y complejas dentro de ese ambiente.
Es realmente maravilloso el clima que crean con instrumentaciones que parecieran ser simples pero que después de unas cuantas escuchadas se revelan como construcciones más complejas y emotivas.
Emotivas. Así son las canciones ejecutadas por estos dioses irlandeses que parecieran haber salido desde lo más profundo de esas hermosas tierras de Irlanda.
Simplemente déjense llevar a ese profundo bosque rojo, y de pronto estarán en otras tierras, seguramente otros tiempos, y por qué no frente a nuevas sensaciones placenteras que te pueden llegar a emocionar profundamente.
Grabado en 10 días, en el intermedio entre la gira que estaban haciendo creo que por los Estados Unidos, y se propusieron capturar los sentimientos que fluían en su música durante sus actuaciones.
El arte de tapa varía según la edición y aunque éste es el que figura en la página oficial, hay otro de una tonalidad más rojiza y con la foto del bosque como "deformada", en el sentido de más onírica, y que no desentona para nada con la música que seguramente los que bajen el disco disfrutarán.
Claridad, luz, esperanza, todo eso transformado en uno de los discos más hermosos que me tocó escuchar. Sin embargo hay un dejo melancólico en las melodías que atraviesan todo el disco y que lo hacen practicamente irresistible.
Bienvenidos a la tierra de los duendes y la buena música.

Led Zeppelin "I" (1969)

Veamos. Realmente es difícil. ¿Si llegaran los extraterrestres, qué música les harías escuchar? Obviamente no se puede contar ni al Gran Jimi ni al Gran Miles, seres que si bien fueron músicos brillantes no pertenecían a este espantoso planeta.
Las opciones se reducen considerablemente. Mucho menos se les podría hacer escuchar a toda esa basura pseudolatina tipo Shakira, Ricky Martin y demás estúpidos pachangueros parecidos, ya que estaba preguntando inicialmente por MÚSICA, y no por la forma de demostrarles que la estupidez humana no tiene límites.
Menos opciones aún. De todas formas sigue siendo un problema, ya que por la década del '60 había seres humanos que hacían música que parecían provenir del espacio exterior: ejemplos hay de sobra, pero se puede citar unos cuántos, como Janis Joplin, Cream, Frank Zappa ( a no ese también era un alien haciéndose pasar por humano), The Beatles, The Yardbirds...ah, ah, ah. Llegamos.
Obviamente que The Beatles sería una de las opciones más creíbles, pero hoy no tengo ganas. Entonces termino en esa banda llamada The Yardbirds.
Bueno en realidad en la banda que formara su guitarrista Jimmy Page para continuar ese proyecto que estaba parado. Y llamó a un par de músicos sesionistas conocidos:el que quedó fue J.Paul Jones (multiinstrumentista, encargado del bajo y los teclados). Los otros convocados no podían, pero tuvieron la idea de recomendarles a un baterista de una banda Hippie llamada Band Of Joy, el genial John "Bonzo" Bonham y su vocalista, Roberto Plant.
Nadie daba un mango por la banda, si así como lo leen, nadie. Se meten en el estudio de grabaci&oac
{
}
{
}

Deja tu comentario balck of power rock metal

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre